Protectores solares, ¿qué recomiendan los pediatras?

Un tema al que no siempre le damos la importancia adecuada es la protección de la piel de nuestros hijos. Sí, cuando vamos a la playa nos acordamos del protector, sin embargo hay que tener en cuenta que los infantes están expuestos al sol todos los días, no solamente en la playa o en la pileta, y durante todo el año, además es preciso recordar que es crucial para su salud una buena protección en los primeros años de vida.

La Dra. María Laura Gioseffi, del Departamento de Pediatría, Hospital Italiano de Buenos Aires, recuerda que antes de los 18 años los niños absorberán casi el 80% de la radiación solar que recibirán en toda su vida, por lo que comenzar temprano con los cuidados y la formación de buenos hábitos es esencial, más si se considera que el 90% de los cánceres (de piel) no melanomas y 65% de los Melanomas están asociados con radiación ultravioleta (RUV).

Esta misma doctora nos deja una tabla resumida con el % de bloqueo de acuerdo al factor del protector (fuente):

FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR BLOQUEO %
4 75
15 93
30 97
60 98.5

 

La Sociedad Argentina de Pediatría también alerta sobre el tema, porque el riesgo de padecer cáncer de piel ha aumentado en los últimos años, en 1935 el riesgo era de 1:1500 y en 2008 llegó a 1:33. Una cuestión importante a tener en cuenta es que los efectos de la radiación ultravioleta sobre la piel son acumulativos, así que lo que no hiciste hasta el momento lamentablemente no se puede revertir, pero sí se puede evitar aumentarlo.

Hay 3 tipos de rayos solares, uno de ellos es filtrado por la capa de ozono (los UVC), hay un segundo tipo, los UVB, que son los responsables del cáncer de piel y las quemaduras, son parcialmente filtrados por las nubes o los vidrios y son más fuertes entre las 10 y las 16hs. Y hay un tercer tipo, los UVA que no son filtrados por las nubes y están presentes durante todo el día, estos aumentan el riesgo de padecer cáncer aun sin provocarlo directamente.

Entre los distintos estudios que leímos para este artículo podemos resumir que el protector ideal:

-No sea en spray (utilizar en crema)

-Sea económico.

-Factor mayor a 15 (por lo menos 30).

-De amplio espectro (UVB y UVA).

-Ser estable a la luz y al calor.

-Resistente al agua.

¿Cómo colocarlo?

-15 minutos antes de comenzar la exposición al sol.

-Recordar lugares «olvidados» como orejas, pies completos, cuello, labios.

-Re-aplicar cada 2 ó 3 horas si la exposición al sol continúa, o cada 30-40 minutos si se juega en el agua.

Otras recomendaciones.

-Tratar de evitar el sol entre las 10 y las 16hs. Utilizar la regla de la sombra, exponerse al sol (con protección) mientras la sombra sea más larga que el cuerpo.

-Utilizar protector en días nublados.

-Explicar a los niños en la medida en que comprenden, hacerlos partícipes del cuidado de su piel, esto ayudará a que adopten buenos hábitos desde niños.

-Buscar jugar a la sombra.

-En menores de 6 meses no utilizar protector, directamente evitar la exposición al sol.

 

 

Leave A Reply

Navigate