fbpx

Juegos fáciles y rápidos para mantener a los niños ocupados

Los niños a medida que aprenden a caminar precisan mantenerse ocupados. Tanto para su correcto desarrollo psico-motor como para la paz mental de sus progenitores (no vamos a mentir, ¡necesitamos un descanso de vez en cuando!).

Aquí les dejamos algunas ideas fáciles de implementar y que mantendrán a sus pequeños ocupados por varios minutos cuando ya se han aburrido de jugar con sus juguetes de siempre.

Jugar con masas

Desafía a tu niña (o ¿porqué no?) a tu niño a vestir a sus muñecos favoritos con trajes hechos por ellos, utilizando masas! No sólo les encantará, sino que además les tomará varios minutos de juego seguro.

 

Otras formas de jugar con masa es pedirles que realicen alguna forma en particular, como una casa,un perro o una pelota. Incluso, si está descubriendo las letras, puedes dibujar bien grande las vocales o la inicial del nombre del niño o niña en una hoja de papel y pedirle que copie las letras sobre el mismo papel, tomándolo como guía.

La búsqueda del tesoro

Este es un clásico del que no se aburrirán más. Toma un contenedor -tupper- grande y llénalo con arroz, harina de maiz, o incluso arena si el juego es al aire libre. Luego esconde dentro algunos juguetes y pídele que los busque. Si está aprendiendo a escribir puedes escribir en un papel las iniciales de los nombres de los objetos que has escondido, y a medida que vaya encontrándolos debe colocarlos sobre la letra que corresponda. Por ejemplo, si escondes una pelota y la encuentra debe colocarla sobre la letra «P», o si encontró un dinosaurio debe ubicarlo en la letra «D».

Hacer coincidir las letras

Si tienes letras corpóreas de algún tipo, ya sea imanes, de madera o las que sean, una buena actividad es escribirlas en una hoja y pedirle que busque dónde está cada letra en la hoja que has escrito. Así, debe ubicar la letra «A» donde esta la «A» y así.

«Salvar» animales

Similar a la búsqueda del tesoro, pero sin utilizar sus manos. Puedes esconder animales en arroz, harina de maiz, o incluso agua con colorante de comida si es verano y están jugando al aire libre, y luego darle al niño un cucharón o una pinza para fideos y pedirle que «salve» a los animales que están en aprietos dentro del contenedor.

Arte, arte, arte

¡Pon a tus pequeños a dibujar o pintar! Con lápices, témperas o acuarelas, de acuerdo al tiempo que tengas luego para limpiar el desorden. Diversión asegurada por unos cuántos minutos.

Para niños más pequeños aún

Hay un grupo de niños que no son ya bebés pero no son todavía niños, es un período en el que siguen comportándose como bebés, pero ya caminan. Si te parece que tu niño entra en esta categoría y te resulta difícil entretenerlo lo único que tienes que hacer es pedirle que guarde varios objetos similares en un contenedor o en una bolsa. Por ejemplo puedes tirar muchas tapitas de gaseosa, broches de ropa, corchos, fideos secos -lo mejor es elegir uno de ellos a la vez- y pedirle que los guarde en un bowl, o un contendor.

Consejo muy útil

Un buen consejo que leí por ahí es rotar los juguetes. Si los pequeños no juegan con un juguete por un tiempo -por ejemplo dos o tres meses- al volver a verlo se alegrarán y entusiasmarán nuevamente!

 

Leave A Reply

Navigate